El 23 de abril de 2024, la Asociación de Mujeres Autoempleadas(SEWA) realizó una convención que reunió a líderes de personas trabajadoras en domicilio de todo el país, junto con representantes de organizaciones globales como la CSI AP, la OIT, IndustriALL y HomeNet Internacional, para abordar la problemas apremiantes que enfrenta este colectivo a menudo invisible. Esta fue una de las actividades de su campaña por el Convenio 177 de la OIT.

Se brindaron mensajes de solidaridad de organizaciones globales, entre ellas las palabras de María Elena André, directora de la Oficina de Actividades para las Personas Trabajadoras (ACTRAV-OIT), quien elogió a SEWA por resaltar la importancia de abordar los desafíos de las y los trabajadores en domicilio. Alentó a SEWA a continuar elaborando estrategias de incidencia para el C177 de la OIT, que solo ha sido ratificado por 13 países y enfatizó la necesidad de una acción colectiva para dar voz a las personas trabajadoras en domicilio, aumentar la afiliación sindical y promover reformas políticas.

El evento culminó con un memorando presentado por SEWA a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que describe un conjunto de demandas destinadas a mejorar las vidas y las condiciones laborales de las personas trabajadoras en domicilio.

El memorando destaca los importantes desafíos que enfrentan las y los trabajadores en domicilio, incluidas largas jornadas, condiciones laborales precarias y la falta de reconocimiento formal y de seguridad social. A pesar de sus contribuciones a los ingresos familiares y al PIB, este colectivo sigue siendo invisible y no reconocido. La OIT estima que hay 260 millones de personas trabajadoras en domicilio en todo el mundo, 30 de ellas en la India, aunque esta cifra puede ser mayor debido a la naturaleza informal de su trabajo.

El memorando exige acciones concretas por parte de la OIT y el gobierno de la India:
  1. La OIT debería impulsar la ratificación del C177 en al menos tres países del sur de Asia: India, Nepal y Pakistán.
  2. Mediante reuniones tripartitas, la OIT debería desarrollar una política nacional integral para las personas trabajadoras en domicilio como primer paso en nuestro país mientras se ratifica el C177.
  3. La OIT debería realizar un estudio de investigación-acción sobre el trabajo en domicilio en cinco estados sobre el impacto del cambio climático en sus oficios.
  4. Instamos a la OIT a desarrollar un centro local de Investigación y Desarrollo (I+D) para la innovación con el fin de resolver cuestiones como el diseño del espacio de trabajo, los problemas de salud ocupacional, la falta de desarrollo de habilidades y el conocimiento limitado sobre las últimas tendencias del mercado para las personas trabajadoras en domicilio. Exigimos a los gobiernos estatales que formulen políticas para las y los trabajadores en domicilio.
  5. El gobierno debería identificar los oficios de las personas trabajadoras en domicilio y declarar los salarios mínimos por pieza que reciben.
  6. Según el E-Shram, el gobierno debería comenzar a brindar seguridad social a las personas trabajadoras en domicilio. Debería cubrir los regímenes básicos de seguridad social para las pensiones de vejez; el seguro de vida e invalidez; el cuidado de las infancias; la prestación por maternidad; la atención médica; la educación para los hijos e hijas e incluso el subsidio de vivienda, ya que el hogar es su espacio de trabajo. La OIT debería apoyar esta intervención ante el gobierno. Posteriormente, el gobierno también debería desarrollar planes de seguridad social específicos para el sector.
  7. Si bien se identifican las importantes repercusiones del cambio climático en las personas trabajadoras en domicilio, es importante idear mecanismos para reducir sus efectos adversos en este colectivo y aumentar su resiliencia.
  8. El gobierno debería vincular a todas las personas trabajadoras en domicilio con el ESI y debería comenzar con 74 personas trabajadoras de bidi lakhs porque después de la derogación de la Ley CESS de Bienestar de los trabajadores de cigarrillos y bidi de 1976, las y los trabajadores de bidi están privados de cualquier plan de seguridad social.
  9. El gobierno debería incluir a todas las personas trabajadoras en domicilio en las políticas y directrices pertinentes de todos los códigos y reglamentos laborales y la OIT debería participar en intervenciones a todos los niveles para lograr lo mismo.
  10. El gobierno de la India declaró la Política Nacional sobre Seguridad, Salud y Medio Ambiente en el Trabajo el 9 de febrero de 2009. La política también apunta a proporcionar un marco legal sobre seguridad y salud ocupacional con respecto a todos los sectores. Se requiere que las personas trabajadoras en domicilio también estén incluidas en esta política. Se debe realizar un estudio para comprender los efectos de su trabajo en su salud y, basándose en el informe del estudio, se deben tomar acciones o medidas preventivas y curativas adicionales. Además, el gobierno debería realizar un estudio sobre la salud laboral en cinco sectores de las y los trabajadores en domicilio.
  11. Garantizar la inclusión de las personas trabajadoras en domicilio en todos los planes actuales del gobierno.
  12. Un salario mínimo nacional, ya que el trabajo cambia entre estados o dentro del estado, dependiendo del salario mínimo en la ciudad o el estado en cuestión.
  13. Instamos a la CSI-AP a llevar adelante la Resolución nº 2 aprobada en la 5.ª Conferencia Regional de la CSI-Asia Pacífico en Bangkok, Tailandia, del 20 al 22 de noviembre de 2023.

Lea el memorando de SEWA AQUÍ