Nuestro Trabajo

HomeNet International / Nuestro Trabajo / Abogar por la ratificación del C177 de la OIT

El Convenio 177 de la OIT (C177) sobre el trabajo en domicilio: qué es y por qué es importante para las personas trabajadoras en domicilio

El Convenio 177 de la OIT, también conocido como el Convenio sobre el trabajo en domicilio, es una norma internacional del trabajo adoptada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Su objetivo es proteger los derechos de las personas trabajadoras en domicilio y mejorar sus condiciones de trabajo.

La importancia del Convenio 177 (C177) radica en su reconocimiento del trabajo en domicilio como una forma de trabajo y su compromiso de garantizar un trato justo y protección social para las personas trabajadoras en domicilio.

El C177 aborda varios artículos específicos relacionados con el trabajo en domicilio, las condiciones de trabajo y la protección social. Estas son algunas disposiciones clave del C177:

Al seguir estas disposiciones, los países pueden garantizar que su legislación, políticas y prácticas se alineen con los principios del C177, y así brindar una mejor protección y apoyo a las personas trabajadoras en domicilio.

¿Cómo se logró el Convenio 177 de la OIT?

La adopción del Convenio sobre el trabajo en domicilio en la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT) de 1996 fue un logro importante tras una decidida campaña encabezada por la Asociación de Mujeres Autoempleadas (SEWA) de la India.

SEWA, establecida en 1972 en Ahmedabad, India, se convirtió en un sindicato pionero para las personas trabajadoras del sector informal, incluidas muchas personas trabajadoras en domicilio, y reconoció la necesidad de combinar el movimiento de mujeres con el movimiento laboral para salvaguardar los derechos de las trabajadoras del sector informal. Como parte de sus esfuerzos, SEWA colaboró ​​con organizaciones de personas trabajadoras en domicilio en países como Australia, Brasil, Inglaterra, Italia, España y otros, lo que condujo a la formación de HomeNet International en 1993. Esta red tenía como objetivo incidir por un convenio de la OIT que abordara específicamente los derechos de las personas trabajadoras en domicilio y obtuvo el apoyo de las sindicalistas.

A pesar de la oposición inicial del grupo de empleadores y algunos gobiernos, el grupo de personas trabajadoras dentro de la OIT presionó persistentemente para incluir una norma internacional para las personas trabajadoras en domicilio en la agenda. Mediante talleres, reuniones y el compromiso con quienes formulan políticas en Delhi y Bangkok, su trabajo de incidencia cobró impulso. Se distribuyeron directrices para guiar al grupo de personas trabajadoras en las negociaciones.

En 1996, se formó una coalición compuesta por organizaciones como la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación, Agrícolas, Hoteles, Restaurantes, Tabaco y Afines (UITA), la Federación Internacional de Trabajadores del Sector Textil, la Vestimenta y Cuero (ITGLWF), la Confederación de Sindicatos de los Países Bajos (FNV), SEWA y una creciente red de organizaciones de las personas trabajadoras en domicilio y ONG de apoyo. Con el respaldo del secretario del Grupo de Personas Trabajadores de la OIT, esta coalición desempeñó un papel vital.

En última instancia, su insistente presión y colaboración llevaron a la adopción del Convenio sobre el trabajo en domicilio en la CIT en 1996. Este Convenio marcó un paso crucial en el reconocimiento y la protección de los derechos de las personas trabajadoras en domicilio en todo el mundo.

¿Por qué un estado miembro de la OIT (país) debería ratificar el Convenio 177 (C177)? ¿Qué pueden obtener de él los gobiernos, las personas trabajadoras en domicilio y quienes brindan empleo?

La vicepresidenta segunda del Ggbierno de España y Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, tras la entrega de los instrumentos de ratificación por parte de España del Convenio 177 sobre trabajo del hogar, en la sede de la Organización Internacional del Trabajo en Ginebra. © OIT

Con el trabajo en domicilio en aumento, es sorprendente observar que a partir de 2023 solo 13 países han ratificado el C177. Según la OIT, antes de la crisis de la COVID-19, había aproximadamente 260 millones de personas trabajadoras en domicilio en todo el mundo, lo que representaba el 7.9 % del empleo mundial. El 56% de ellas (147 millones) eran mujeres. Cuando la OIT finalmente calcule las cifras del 2020, se espera que la cantidad de personas trabajadoras en domicilio en todo el mundo supere con creces las últimas cifras de 2019.

Hay razones de peso por las que la ratificación del Convenio 177 de la OIT por más países es crucial:

  1. Normas globales y trabajo decente: El C177 es una ley normativa global que alinea a los países con los estándares globales de trabajo decente y los estándares laborales fundamentales.
  2. Igualdad y trato: El C177 proporciona un modelo para la igualdad de trato entre las personas trabajadoras en domicilio y otros trabajadores y trabajadoras, y apoya a los países que inciden por la igualdad.
  3. Abordaje de la marginación: Las personas trabajadoras en domicilio, que se encuentran entre los trabajadores más marginados y explotados, se ubican al final de las cadenas de valor. La ratificación del C177 permite a los gobiernos abordar sus preocupaciones y proteger su bienestar.
  4. Regulación y protección: Dado que el trabajo en domicilio es una parte importante de la creciente economía informal, la ratificación del C177 garantiza su regulación y proporciona una remuneración básica y seguridad social para las personas trabajadoras en domicilio.
  5. Reducción de la pobreza: La ratificación del C177 y la mejora de las condiciones de vida y de trabajo de las personas trabajadoras en domicilio, particularmente en las comunidades pobres, fortalece la lucha contra la pobreza, especialmente en regiones como el sur de Asia y el sureste asiático.
  6. Solidaridad y apoyo: La ratificación del C177 demuestra solidaridad con un grupo importante de personas trabajadoras de la economía informal, en particular las trabajadoras marginadas. Muestra apoyo a las personas trabajadoras de la economía informal y sus derechos.
  7. Compromiso y objetivos de desarrollo sostenible: La ratificación del C177 permite a los estados miembros demostrar su solidaridad con las Naciones Unidas y otras agencias para lograr los objetivos de desarrollo sostenible. Sirve como una declaración global del compromiso del país con la justicia y la igualdad de género.
Para las personas trabajadoras en domicilio y sus organizaciones, la ratificación del C177 es importante porque:
  1. Reconocimiento y contribución: La ratificación reconoce a las personas trabajadoras en domicilio como trabajadores y reconoce su contribución a las economías nacionales.
  2. Política nacional y mejor calidad de vida: La ratificación sienta las bases para una política nacional integral sobre las personas trabajadoras en domicilio, que conduce a mejores estilos de vida y medios de subsistencia para las personas trabajadoras en domicilio.
  3. Normas laborales y protección social: La ratificación garantiza normas laborales mínimas, seguridad y salud en el trabajo y protección social para las personas trabajadoras en domicilio. Promueve la igualdad de trato entre las personas trabajadoras en domicilio y los demás trabajadores y trabajadoras.
  4. Voz e incidencia: La ratificación ayuda a las personas trabajadoras en domicilio a comprender a sus empleadores, su posición en la cadena de valor de la producción y les permite expresar sus preocupaciones y demandas.
  5. Capacitación, mejora de habilidades e incidencia: La política nacional resultante de la ratificación brinda capacitación, mejora de habilidades y una herramienta para la promoción y negociación de las personas trabajadoras en domicilio.
  6. Igualdad de género: La ratificación reduce las desigualdades de género ya que la mayoría de las personas trabajadoras en domicilio son mujeres. Al reconocer sus derechos, ganan respeto y aprecio en sus familias y comunidades.
  7. Ética global y cadenas de suministro: La ratificación mejora la ética global al abordar las preocupaciones de las personas trabajadoras en domicilio y asegura que las naciones desarrolladas no exploten la mano de obra barata del mundo en desarrollo en las cadenas de suministro globales.
Las personas empleadoras también se benefician de la ratificación por:
  1. Prácticas laborales éticas y justas: Las personas empleadoras pueden demostrar su apoyo a acuerdos laborales justos y éticos alineándose con los principios del C177.
  2. Solidaridad y compromiso: La ratificación permite a las personas empleadoras mostrar su solidaridad con las Naciones Unidas y otros actores globales en el logro de los objetivos de desarrollo sostenible, y enfatizar su compromiso con la justicia y la igualdad de género.
  3. Productividad: La implementación de la política nacional sobre las personas trabajadoras en domicilio resultante de la ratificación conduce a que dicho colectivo esté mejor calificado y protegido en la cadena de valor, lo que en última instancia aumenta la productividad.
  4. Competencia reducida: El C177 exige la implementación de estándares laborales mínimos y protección para las personas trabajadoras en domicilio a nivel mundial, y reduce la competencia basada en la explotación.
  5. Igualdad y sensibilidad de género: Quienes brindan empleo pueden demostrar su compromiso con la justicia tratando a las y los trabajadores regulares y a las personas trabajadoras en domicilio por igual, y mostrar sensibilidad de género, teniendo en cuenta que la población de las personas trabajadoras en domicilio es predominantemente femenina.
  6. Entorno empresarial propicio: La implementación adecuada del C177 reduce la pobreza y crea un entorno más seguro, saludable y propicio para los negocios.

Al abordar las preocupaciones de las personas trabajadoras en domicilio a través de la ratificación e implementación del C177, también se destacarán las condiciones de otras personas trabajadoras en domicilio, incluidas las personas trabajadores independientes o por cuenta propia, y se les extenderá la protección.

Lista actual de países que ratificaron el C177:

PaísFechaEstado
Albania24 de julio de 02En vigor
Antigua y Barbuda28 de julio de 21En vigor
Argentina31 de julio de 06En vigor
Bélgica2 de octubre de 12En vigor
Bosnia y Herzegovina18 de enero 2010En vigor
Bulgaria17 de julio de 09En vigor
Finlandia17 de junio de 98En vigor
Irlanda22 de abril de 1999En vigor
Países Bajos31 de octubre de 02En vigor
Macedonia del Norte3 de octubre de 12En vigor
Eslovenia14 de abril de 2021En vigor
España25 de mayo de 22En vigor
Tayikistán29 de mayo de 12En vigor

El trabajo de HNI sobre el C177

Discusiones temáticas sobre cambio climático, acceso a los mercados y protección social durante el Congreso HNI 2023
Delegación con líderes de personas trabajadoras en domicilio y representantes de otras redes mundiales de la economía informal durante la CIT 2023 en Ginebra.

Homenet Internacional es una organización que incide por los derechos y el bienestar de las personas trabajadoras en domicilio en todo el mundo. HNI ha participado activamente en la promoción de la ratificación e implementación del Convenio 177, y se enfoca en empoderar a las personas trabajadoras en domicilio a través de campañas de concientización y promoción, capacitaciones para el desarrollo de capacidades para sus organizaciones afiliadas y otras actividades.

¿Qué es la Organización Internacional del Trabajo (OIT)?

El edificio de la sede de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Ginebra / Suiza – 16 de octubre de 2019
Crédito de la foto: Steiner SA

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) es una agencia especializada de las Naciones Unidas que se centra en promover la justicia social y el trabajo decente en todo el mundo. Fundada en 1919 y con sede en Ginebra, la OIT es la única organización tripartita mundial en la que las organizaciones de personas trabajadoras y empleadoras están representadas en igualdad de condiciones con los gobiernos para desarrollar y supervisar las normas internacionales del trabajo.

La tarea principal de la OIT es establecer normas laborales y promover el 'trabajo decente' para mejorar los medios de vida de las personas trabajadoras en todas partes. Esto se hace principalmente a través de la Conferencia Internacional del Trabajo (CIT), que se celebra una vez al año en Ginebra.

¿Qué es un convenio o una recomendación de la OIT?

Los convenios y recomendaciones de la OIT son normas laborales internacionales establecidas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para promover el trabajo decente, proteger los derechos de las personas trabajadoras y mejorar las condiciones laborales en todo el mundo.

Convenciones
Los convenios de la OIT son tratados internacionales legalmente vinculantes que se alienta a los países miembros a ratificar e implementar como sus leyes nacionales. Cuando un país ratifica una convención, se compromete a adoptar y aplicar las normas y principios descritos en esa convención. Piense en los convenios de la OIT como reglas que se alienta a los países a seguir e implementar en sus propias leyes para proteger a las personas trabajadoras y mejorar las condiciones de trabajo. Estos convenios cubren muchos temas diferentes relacionados con el trabajo, como salarios mínimos, seguridad ocupacional y libertad de asociación. Son un conjunto de estándares que los países acuerdan cumplir.

Recomendaciones:
Las recomendaciones de la OIT, por otro lado, son directrices no vinculantes y sugerencias de políticas que acompañan a los convenios. Son sugerencias útiles que vienen junto con las convenciones, que brindan orientación adicional y ejemplos sobre cómo poner en práctica las convenciones. Si bien no son obligatorias, estas recomendaciones son esenciales para que los países entiendan cómo cumplir con los convenios de manera efectiva y sirvan como referencias valiosas para los gobiernos, las personas empleadoras y las organizaciones de personas trabajadoras al formular políticas y prácticas laborales.

Glosario de términos:

Otros Recursos

Buscar

Contacto de prensa:

Laura Revelo

directora de comunicación