Covid-19

Las personas trabajadoras en domicilio enfrentan un nuevo tipo de aislamiento y desafíos bajo COVID-19. Aquellos que producen bienes y servicios para los mercados locales o como trabajadores subcontratados para cadenas de suministro nacionales y globales no han recibido pedidos ni ventas durante semanas, incluso meses.

Se estima que 60 millones de trabajadores en todo el mundo, tanto en casa como en fábricas, confeccionan prendas para empresas de indumentaria locales e internacionales. Están soportando la peor parte de los bloqueos impuestos para detener la propagación del COVID-19.